Espuma para uso alimentario

Preservar la temperatura es clave para la eficiencia energética de la industria alimentaria, así como para la correcta conservación de los alimentos. Para conseguir ambos objetivos se usa espuma de poliuretano como aislante térmico a lo largo de todo el proceso: desde el transporte al almacenaje, pasando por la conservación y la distribución de los productos. Además, la espuma rígida de poliuretano se convierte en una aliada para la sostenibilidad al reducir la energía que necesitan refrigeradores y congeladores para cumplir su tarea.

Esta espuma ofrece grandes beneficios para la industria alimentaria, empezando por la limpieza del entorno alimentario, la facilidad del empaque del producto, la versatilidad del embalaje para adaptarse a formas irregulares, entre otras.

embagal_edited_edited.jpg
embagal_edited_edited.jpg
embagal_edited_edited.jpg
embagal_edited_edited.jpg
embagal_edited_edited.jpg